Maison

Title Image

ATRACO A LA CARTA

ATRACO A LA CARTA

Muchas veces cuando hemos salido de algún establecimiento, sobre todo de en las cafeterías de los aeropuertos, hemos pensado, por no exclamarlo en voz alta, (que no estaría nada mal pues seguro que nos aplaudirían): ‘Esto es un atraco’ pues nos hemos sentido, estafados por el precio de un simple botellín de agua, un refresco y ya no digamos un bocadillo.

Pero últimamente he visto y leído varios atracos, de los de verdad, de los de con media o pasamontañas, pistola en mano y gritos agresivos, que me han llamado mucho la atención.

 

1er atraco: ATRACO CHAPUZERO.

Un atracador con pasamontañas entra en un establecimiento, creo que una farmacia de Mijas, y con pistola en la mano pide que se le dé todo lo que hay en la caja registradora.

Allí se encontraban además de los dependientes o encargados, tres mujeres más comprando.

La primera exclama toda pancha: ‘Por San Benito, chiquillo qué haces?

La segunda, no alude a ese santo, ella ‘tira para más arriba’ y suelta: ‘por Dios chiquillo’,  al mismo tiempo que se da cuenta de que se ha dejado el monedero en el mostrador y tan pancha y sin miedo alguno, va hacia el mostrador, lo coge rauda y veloz y se lo pone debajo de la axila, como quien no quiere la cosa, y el atracador siguiendo con la pistola en mano amenazando a todo quisqui.

Y cuando se acerca el caco a la caja se da cuenta de que no hay manera de abrirla, y entonces se aproxima la encargada o lo que fuera del establecimiento y le dice: ‘No la podemos abrir’, y el otro, erre que erre que la abran, pues no se ha molestado en ponerse el pasamontañas, pistola, y lo que hay que tener, para que ahora le vengan con milongas.

¡Qué no!, ¡Qué no!, que no es una caja de retardo.

Y sale un señor y se pone al lado de la señora para remarcarle que sí, que es de retardo, ya los dos digamos ‘cabreados’ de que el ladrón tuviera la osadía de no creerles.

Dicho lo cual, el atracador se larga, pues allí ‘está todo el pescao vendido’.

Al atracador lo cogieron pocos minutos después.

Y es que ese atraco, con la encomendación a ‘San Benito’, y al ‘Altísimo’, no podía salir bien nunca.

 

2º. Atraco.- LA EDAD NO IMPORTA.-

También creo que una localidad andaluza, relatan que dos atracadores, también camuflados para que las cámaras de seguridad no los reconocieran, asaltan una entidad bancaria, con chalecos reflectantes, capuchas y pistolas, y dejaron a los empleados maniatados.

Volvieron a hacer exactamente lo mismo en otro establecimiento y ya la policía ató cabos por la descripción, acento y sobre todo por la manera de desplazarse para sus atracos: el transporte público.  Autobuses de las Empresas Municipales.

Los dos han sido cogidos.  Edad de los mismos: 75 y 80 años. (Añado que por lo visto, sin artrosis, reuma ni disminución alguna, como consecuencia lógica de ir cumpliendo añitos).

No les dio tiempo a salir corriendo cual galgos cuando en la tienda nada más irse avisaron a la policía, y es que por lo visto el autobús 18, que era el suyo, acababa ya de pasar hacía poquísimos minutos.

 

3er atraco.- SIN CONTAMINACION.-

Un par de chicos de una localidad cercana a Barcelona, atracan una relojería.  No consiguen llevarse más que unos cuantos relojes de un escaparate gracias al timbre de seguridad de una de las empleadas, y salen pitando.

Son cogidos al instante pues ambos se desplazaban del lugar, tanto para ir o venir, en bicicleta.  Eso sí con una mochila cada uno en la espalda y por lo visto su botellita de agua para reponer energías.

En el fondo al menos estos dos tenían conciencia del daño que están causando las contaminaciones los coches en las ciudades y en el medio ambiente.

No sé si el Juez que los juzgue pensará lo mismo y servirá de atenuante para sus condenas.  Pero concienciados sí que están.

 

Os aseguro que sé lo que es un atraco.  Lo he vivido en primera persona en una calle palmesana hace ya varios años. El atracador con pistola en mano me pidió que le diera todo.

En ese momento no llevaba dinero, cosa que le digamos ‘hizo enfadar bastante’, por lo que viendo que llevaba objetos de valor me quitó unas pulseras, el reloj y una cadena del cuello con un brillante.

Os puedo asegurar que no dije ni mu….. allí le fui dando todo lo que me pedía con muchíta pena, eso sí.

Cuando se fue corriendo un par de segundos después, todo el cuerpo me temblaba y no me sostenía en pie del ‘ese sí que ‘mega canguelis con retardo’.

Esa noche lo cogieron y en la rueda de reconocimiento, sí esas de las pelis con cristal y siete u ocho personas con números colgados del cuello, vi enseguida que era el número 4.

El Abogado suyo presente a mi lado, me preguntó tres veces si estaba segura…… ¡no iba a estar segura con el susto que pasé y con los movimientos de pistola que hacía constantemente hacia mí!!!. Cómo para olvidarle la cara.

El Inspector que me trató fue muy amable y me enseñó la pistola que había utilizado no sólo conmigo, sino con los seis más benditos o benditas,  que atracó esa noche.  Creo que una que tenía mi hijo de jugar era mejor.   Y cuando se lo dije medio avergonzada, me dijo que NUNCA, NUNCA, NUNCA me oponga y me enfrente a un atracador.   Te puede costar la vida o una temporada en una clínica,

Por eso atiendo estupefacta a la tranquilidad de las atracadas en la farmacia de Mijas, encomendándose a ‘San Benito’ (ignoro a cuál pues acabo de mirar en internet y ha habido muchos Benitos que de tan buenos que fueron, los santificaron hace ya casi todos muchísimos años).

Otra que delante del atracador se acerca al mostrador a recoger su monedero por ‘si las moscas’ y a una encargada tratando de hacerle entender al ladrón que la máquina registradora en donde estaba el dinero, era de retardo.

Lo que tengo claro es que ya sean los ladrones ancianetes, ya sean de la tercera, segunda o primera edad; vayan en transporte público que es muy económico, o en la ecológica bicicleta, no hay que oponerse ni resistirse.

Lo que está claro que ante: ‘La Pasta o la Vida’.  Siempre hay que coger la Vida.  Y aprovecharla a tope!!!

 

P.D.- Mi pequeño homenaje a la película titulada ‘Atraco a las tres’ protagonizada por José Luis López Vázquez, Gracita Morales, Alfredo Landa Manuel Alexandre, Agustín González, entre otros estupendos actores, y dirigida por José María Forqué.

 

 

 

 

 

Comments

  • abril 1, 2019
    reply

    Concha

    Está visto que, hasta los Ladrones están despistados!!!
    Bien Mila!!, Sigue, sigue! No pares!!!,

Pon tu comentario